Ceuta Deportiva arrow Noticias arrow Opinión

Enhorabuena

La última parada de la temporada para la AD Ceuta FC tuvo lugar en el ‘San Lorenzo’ de Laredo. El equipo blanco no pudo firmar la gesta de remontar el 1-2 de la ida en el Murube y se despidió del ‘play off’ de ascenso a Segunda B. Los de Asián no sólo tenían que ganar, sino que debían marcar, al menos, dos goles para pasar. Y no hicieron ninguna de las dos cosas. Perdieron por 1-0 y con ello se dejaron el sueño del ascenso en tierras cántabras.

Pero cuando apenas han trascurrido unas horas de la eliminación y la herida está aún abierta, es el momento de apresurarse a dar la enhorabuena al cuerpo técnico y los jugadores de un equipo que, estando muy por encima de los dos incompetentes que dirigen el club, ha realizado una temporada digna de encomio. Y es que, con la infinidad de problemas que le han acompañado desde que arrancó la campaña allá por el mes de agosto del pasado año, pocos, muy pocos, eran los que creían que este equipo pudiera llegar tan lejos como ha llegado.

Con unas condiciones para trabajar pésimas, cinco meses sin cobrar, amagos de plante, la marcha de los jugadores foráneos, duras críticas a los jugadores desde el periódico del que manda en la sombra, que no les pagaba pero les atizaba con saña… Así nadie podía pensar que este Ceuta fuera capaz de alcanzar cotas tan altas.  Y todo ello con la afición dando la espalda al nuevo proyecto de Angelín, al que algunos ya apodan el ‘David Copperfield de Ceuta’, por su habilidad para hacer desaparecer equipos.

Pero sí, sí había quien creía en este Ceuta. Asián y sus jugadores creyeron en la idea de poder hacer algo grande, fundamentalmente por ellos mismos. Y a fe que lo han conseguido. Algo grande ha sido estar en las eliminatorias de ascenso. Se sabía de las limitaciones, pero soñar es gratis y en el fútbol nada es imposible. En Laredo se terminó el viaje. El Ceuta cayó con la cabeza alta. Su entrenador y sus jugadores pueden sentirse orgullosos de lo hecho. Algo que será difícil repetir en condiciones tan pésimas como las que se han dado.

¿Qué podría haber sido de este Ceuta con unos dirigentes como dios manda, que hubiesen proporcionado estabilidad y un ambiente idóneo a la plantilla? Eso nunca lo sabremos. De lo que no me cabe ninguna duda es que técnicos, futbolistas y, por supuesto, aficionados habrían agradecido no tener que soportar la calamitosa gestión de Angelín y su adlátere, Pepe Gil. Con esta pareja el fútbol de Ceuta no tiene futuro. Será más de lo mismo. Al tiempo.

Comentarios (2)

Ceuta Deportiva no se hace responsable de los comentarios que aquí realicen sus visitantes. Este medio se reserva el derecho a modificar o eliminar, sin previo aviso, aquellos comentarios que considere ofensivos o inadecuados.

  1. Totalmente de acuerdo con lo expresado en este artículo. Enhorabuena a los jugadores y cuerpo técnico. ¡¡ Marioneta vete ya !!.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.