Ceuta Deportiva arrow Noticias arrow Fútbol Sala

Tanto Ceutí como Bujalance manifiestan su enfado por el aplazamiento

Los árbitros gaditanos, a su llegada al pabellón Guillermo MolinaTanto la U.A. Ceutí FS como el Bujalance Calderería Manzano se sienten perjudicados por el aplazamiento del partido de la 17ª jornada de la Liga en el Grupo V de Segunda B que debió haberles enfrentado el pasado sábado (18:00 horas) en el pabellón Guillermo Molina y que no se disputó por no poder desplazarse los cordobeses en barco desde Algeciras a nuestra ciudad debido al temporal.

Al club unionista no le hizo ninguna gracia el aplazamiento. Lo tenía todo preparado para la disputa del partido y, en lo deportivo, llegaba al mismo en un buen momento y con la moral muy alta tras haber empezado el año con una incontestable victoria en Montijo.

Además, el hecho de que el Bujalance Calderería Manzano hubiera jugado el miércoles un partido aplazado muy exigente, el derbi cordobés contra el Ategua, era una teórica ventaja para los ceutíes, ya que su rival había realizado un desgaste importante entresemana y apenas había dispuesto de tiempo para preparar su visita a Ceuta.

Pero ahí no quedan los perjuicios para el Ceutí, que, a pesar de no jugarse el partido, tuvo que desembolsar los 226 euros correspondientes al recibo arbitral, ya que los colegiados gaditanos Rubén Andrade Machado y Rodrigo Rodríguez González sí que llegaron a la ciudad a primera hora de la tarde del sábado. Otra circunstancia que no entiende la directiva del club caballa, que los árbitros pudieran coger el barco de Baleària de las 15:30 horas y que, sin embargo, reflejaran en el acta que el Bujalance no se había desplazado por el cierre del tráfico marítimo en el Estrecho.

El Bujalance dice que se gastó 600 euros para nada

Pero el enfado va por barrios. Y es que si el Ceutí no ha quedado precisamente contento con el aplazamiento, el Bujalance también ha dejado constancia de su enfado con Miguel Sarria, presiente del Comité Andaluz de Fútbol Sala (CAFS).

Según publica Futsalsur.com, el presidente del club cordobés, José Romero, se puso en contacto con la Autoridad Portuaria de Algeciras el sábado, antes de iniciar el viaje, para informarse sobre la situación del tráfico en el Estrecho. Desde la ciudad gaditana le comunicaron que, debido al fuerte viento, el barco de las 14:30 horas que tenía previsto coger el conjunto rojillo no saldría.

Romero se puso entonces en contacto con el presidente del CAFS, quien le habría dicho que el equipo tenía que viajar hasta Algeciras, pues el no hacerlo le podría acarrear sanción y suspensión.

Según Futsalsur.com, el Bujalance Calderería Manzano hizo el viaje y llegó a Algeciras a las 13:30 horas y coincidió con los árbitros, que ya estaban embarcando, pero el equipo se quedó en tierra al cumplirse lo que le habían confirmado antes vía telefónica. Media vuelta y para casa, tras haberse gastado unos 600 euros, según el portal especializado en fútbol sala.

De momento Ceutí y Bujalance no han hablado sobre una posible nueva fecha para el partido. Es de suponer que el Comité de Competición les instará a ponerse de acuerdo y si no lo hay, fijará la fecha y hora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.