Ceuta Deportiva arrow Noticias arrow Fútbol

Sergio Alcaraz Yáñez cuelga el silbato

Alcaraz Yáñez -en el centro-, en una imagen de archivo

Alcaraz Yáñez -en el centro-, en una imagen de archivo

El colegiado ceutí Sergio Alcaraz Yánez, que militaba en Tercera División, ha anunciado que deja el arbitraje. Confiesa que ha perdido la ilusión y da las gracias a todos los que confiaron en él en esta etapa de su vida.

“Después de tanto tiempo se hace raro decirle adiós, se acaba una etapa, el arbitraje este que tanto me ha dado, pero me quedo con ese recuerdo de tantos amigos que te da, ya no solo de tu mismo estamento, también de entrenadores y futbolistas, incluso ese padre que no fallaba un fin de semana”, ha comentado en su despedida a través de las redes sociales.

“Y cómo no recodar con cariño cada viaje, que eran unas risas continúas, pero ahora toca despedirse de todo y solo lo puedo hacer con un gracias a todo aquel que en algún momento estuvo a mi lado y confío en mí para que llegara lo más alto posible”, ha continuado.

Sergio Alcaraz Yáñez ha admitido que “me despido ya que perdí la ilusión por aquello que me rodeaba, pero sabiendo que no podré separarme de fútbol de Ceuta y de alguna manera siempre quedaré ligado a ella. Con orgullo, un ex árbitro”, ha sentenciado.

El árbitro caballa solo ha dirigido tres partidos de categoría nacional a lo largo de la temporada 20-21, el Tomares-Chinato de la previa de la Copa del Rey, el Polillas – Sevilla de la División de Honor Juvenil, y el Atlético Porcuna – Loja del Grupo IX de Tercera.

Comentarios (1)

Ceuta Deportiva no se hace responsable de los comentarios que aquí realicen sus visitantes. Este medio se reserva el derecho a modificar o eliminar, sin previo aviso, aquellos comentarios que considere ofensivos o inadecuados.

  1. Una verdadera pena. Siempre creí que cualquiera de ellos tres lograría ascender.
    Sergio Alcaraz lo tenía todo para alcanzar metas mayores en el siempre difícil mundo del arbitraje. Logró acumular mucha experiencia, como asistente en 2ª B, donde era casi un fijo. Ascendió muy joven, era un árbitro valiente y decidido ante partidos difíciles, con un buen nivel técnico y una excelente condición física. También posee esa formación cultural que tanto se exige ahora.
    No sé los motivos de su decisión, la cual todos debemos respetar, pero con su renuncia seguimos estando en el peor momento de la historia del arbitraje ceutí. No tenemos árbitros más allá de la 3ª División, donde han acabado con muy pocos partidos, tampoco informadores nacionales.... y mejor dejarlo ahí.
    Siempre fuistes muy leal, atento, cordial y disciplinado conmigo y mi Junta Directiva, así como con todos tus compañeros,
    Mucha suerte y salud Sergio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.