Ceuta Deportiva arrow Noticias arrow Polideportivo

Regulares lo tiene todo dispuesto para que el Desafío de los 300 sea “una prueba única”

Un momento de la rueda de prensa celebrada en el Palacio de la Asamblea

Los mandos del Grupo de Regulares Nº 54 de Ceuta, acompañados por la técnico del ICD Ana Mur, han expuesto este jueves ante los periodistas los últimos detalles de la tercera edición de la Carrera de Obstáculos ‘Desafío de los 300′, que se celebra este sábado con salida y meta en las Murallas Reales. 420 participantes, integrando escuadras y binomios, se han inscrito en esta edición de la prueba.

El coronel de Regulares Nº 54 de Ceuta, Fernando Rocha, ha recordado que el Desafío de los 300 es una prueba enmarcada la celebración del Día de las Fuerzas Armadas. “Es una prueba exigente, amena, divertida, en la que se pretenden poner en alza los valores que compartimos en las Fuerzas Armadas y que nos exigimos día a día, y así las escuadras y binomios tendrán que luchar juntos y apoyarse mutuamente”.

La prueba tendrá un recorrido de 12 kilómetros y 29 obstáculos diferentes. Rocha ha reconocido que la organización es muy exigente y que todo el Grupo de Regulares está implicado en la misma para que la prueba sea “única”.

El coronel Fernando Rocha y el teniente coronel Rafael Cortés, acompañados por Ana Mur, en representación del ICD

420 participantes                    

420 participantes -44 de ellos de fuera de la ciudad-, distribuidos en 60 escuadras de cinco componentes y 60 binomios de dos, van a competir en una edición en la que se ha incrementado la presencia femenina. De los 420 inscritos, 300 son civiles y 120 militares. “La prueba es un reto para el participante porque tiene que mover todos los músculos del cuerpo en esta carrera y para Regulares porque lleva muchas horas de preparación, cada año intentamos tener una prueba nueva”.

El teniente coronel de Regulares y director de la prueba, Rafael Cortés, ha enumerado las prioridades de la carrera. “Para la organización, lo más importante es la seguridad en primer lugar; en segundo lugar, que no haya problemas de tráfico; y en tercer lugar, que los deportistas disfruten con esta prueba”.

Para ello, más de 100 hombres se encargarán del balizamiento y 230 personas se ocuparán de los obstáculos, además del personal de servicio de montaje y desmontaje y el que estará colaborando en los avituallamientos. “Al final, hay prácticamente un hombre de la organización por cada hombre que compite”, ha precisado Cortés.

La prueba dará comienzo a las 9:30 horas y pasará por cuatro acuartelamientos de la ciudad para afectar al tráfico en la menor medida posible. La organización ha incluido nuevos obstáculos en esta edición. “Están estudiados para que en ese recorrido se vayan intercalando los grupos musculares de tal forma que el deportista sufra lo menos posible, aunque es un reto, un desafío”.

Este año también hay un trofeo novedoso, así como medallas que luego se pueden convertir en llaveros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.