Ceuta Deportiva arrow Noticias arrow Polideportivo

Paco Molina: “El listón está muy alto, pero vamos a pelear por todo”

Paco Molina, con un dedo escayolado, este lunes en el programa 'Club Deportivo' de RTVCE

El jugador del CN Caballa Paco Molina fue uno de los invitados de Javier Navas en su programa ‘Club Deportivo’, de RTVCE, donde analizó cómo marcha la nueva temporada del equipo ceutí en la Primera División de waterpolo. Molina, que ha regresado con una fisura en un dedo tras la doble jornada en Barcelona, saldada con dos derrotas, restó importancia a esos primeros reveses: “El listón está muy alto, pero vamos a pelear por todo”, avisó.

“Esperábamos ganar algún punto, pero una serie de acontecimientos ajenos al waterpolo nos afectaron, además de no hacer los mejores partidos”, dijo el jugador del CN Caballa sobre los dos partidos del fin de semana en Barcelona.

En el primer encuentro ante el Montjuic, en el que perdió por 10-8, al Caballa le pesó la piscina de 30x20. “Es un  hándicap obvio, pero hasta la segunda parte íbamos ganando de cuatro goles. En el momento que pudimos hacer nuestro juego, estuvimos ahí, pero cuando juegas a un ritmo en una piscina más grande de lo que estás acostumbrado, llega un momento en el que te agotas y no puedes jugar al mismo nivel”.

Lesionado

Ya el domingo ante el Horta (11-6) el equipo ceutí acusó la indisposición de dos de sus jugadores, Alex Aguilar, que no pudo jugar, y Alberto Gómez, que lo hizo muy mermado. “Son dos piezas claves para el equipo y la noche anterior y la mañana del partido se encontraban mal, vomitando… Y encima yo, en la primera jugada, hice un gesto mal con la mano y me fisuré un dedo, aunque seguí jugando. Se notó el cansancio acumulado, nos faltó fuelle. Nos fastidia, nos jode perder estos dos partidos seguidos, pero es waterpolo”, señaló Molina.

Molina, durante un partido de esta temporada

El jugador ceutí restó importancia a esos primeros reveses del campeonato. “Aunque hayamos perdido, ojo que estamos aquí. Siempre decimos que nuestro primer objetivo es salvar la categoría y todo lo que sea a partir de ahí, será bienvenido. Es una categoría muy dura, cualquier equipo de Barcelona o Madrid puede pescar jugadores de División de Honor. Nosotros no vamos a decir que no vamos a pelear por todo, queda mucha Liga y muchos partidos por jugar y somos un buen equipo. Hemos tenido dos tropiezos pero vamos a luchar por estar lo más arriba posible, sin dar la espalda a nada. El listón está muy alto tras el cuarto puesto de la temporada pasada, pero Sergio (Aguilera) siempre nos dice que hay que hacerlo mejor que el año pasado. Siempre vamos a seguir luchando por estar algún día en División de Honor, el equipo está muy fuerte, muy unido y vamos a seguir apretando”.

Paco Molina cree que la competición es más equilibrada esta temporada. “De los últimos años parece la Liga más disputada, el Rubí se ha ido un poco, pero hay cuatro o cinco equipos que estamos en dos puntos casi todos. Un partido malo te baja a la séptima posición”.

Hacer un fortín en casa

El Caballa ha cedido dos empates en casa y la idea es hacerse muy fuerte como locales. “Nos fastidia ceder puntos en casa, nuestra piscina tiene que ser un fortín. La gente está yendo más que nunca, la piscina se está llenando, cada partido parece una final y así da gusto jugar. Es un orgullo ver a tanta gente en las gradas”.

A nivel personal, Paco Molina indicó que se siente “muy cómodo” esta temporada. “El año pasado, al principio, me costó adaptarme otra vez a jugar en Primera. Estoy jugando donde el míster quiere que juegue y creo que este es el momento en que todos los jugadores estamos más en forma de nuestra carrera deportiva”.

Molina admitió que echa de menos la División de Honor tras su segunda etapa en la máxima categoría en las filas del Poble Nou y el Sant Andreu. “Allí era pensar 24 horas al día en waterpolo y eso le gusta a cualquiera que le apasione este deporte, pero he jugado lo que tenía que jugar en División de Honor y ahora quiero subir al Caballa. Nunca voy a decir que no quiero jugar más en División de Honor y que no me lo pensaré si un equipo me llama, pero para un club de Cataluña o Madrid pagarle a un jugador de fuera, que se tiene que buscar una casa, es más complicado que si vives allí con tus padres. Me encanta jugar al waterpolo pero no quiero costarle dinero a mis padres”.

Sobre su hermano Guillermo, que sigue jugando en el Pro Recco italiano tras anunciar su retirada de la selección española, dijo que está “muy contento, como en una segunda juventud. Está en forma y quiere seguir muchos años más. Las fuerzas ya no le daban para jugar con la selección, eran ya muchos años y sin poder estar con su familia en verano y ya le costaba más. Quiere retirarse jugando allí, en el mejor club de Europa y quiere seguir pensado en ese club y como poder ayudarlo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.