Ceuta Deportiva arrow Noticias arrow Fútbol

Juan Ramón recupera el sistema 3-5-2 de Rafael Alcaide 'Crispi' 19 años después

Crispi, en el centro de la imagen, entrenó a la AD Ceuta en la temporada 98-99

Juan Ramón Martín afronta su tercera temporada en el banquillo del Ceuta, aunque en la primera fue destituido al comienzo de la segunda vuelta y el curso pasado se hizo cargo del equipo en enero tras la salida de Pepe Masegosa por los malos resultados. En el curso 17-18, que dará comienzo el 27 de agosto con la visita del Ceuta a la Tacita de Plata para jugar contra el Cádiz B, el ecijano cambiará el dibujo al apostar por el 3-5-2.

Hay que remontarse a la temporada 98-99 para encontrar a un equipo de Ceuta, en este caso la AD Ceuta, jugando con tres centrales, dos carrileros o laterales largos, tres centrocampistas y dos delanteros. En aquella campaña, la primera de la desaparecida Asociación en el grupo IV de Segunda 'B', el equipo ceutí fichó a Rafael Alcaide 'Crispi' ante la imposibilidad de que Álvaro Pérez continuara en nuestra ciudad.

El entrenador cordobés, curtido en mil batallas, apostó por el 3-5-2 pese a que en la jornada inaugural su equipo perdió por un contundente 0-3 ante el Jerez de los Caballeros en el Murube. El Ceuta se levantó de inmediato y consiguió resultados positivos en la primera vuelta en un grupo muy fuerte donde estaban el Cádiz, el Granada, el Córdoba, el Real Jaén, el Xerez, el 'Poli' Almería de Nene Montero o la UD Melilla, que se proclamó campeón, con López Caro en el banquillo.

Juan Ramón, uno de los integrantes de la defensa de tres de Crispi, apuesta esta temporada por el 1-3-5-2

Crispi utilizaba en defensa a Juanma, actual entrenador del filial del Recreativo, a Pablo Sánchez y al técnico del Ceuta Juan Ramón. En la banda derecha actuaba el vasco Olaeta y en la izquierda el levantino Vicente.

El Ceuta acabó la primera vuelta con 32 puntos, empatado con el cuarto clasificado y a dos puntos del líder, el Poli Almería. En las primeras 19 jornadas el conjunto de Crispi era con 15 goles uno de los menos goleados.

Un mal inicio de segunda vuelta le costó el cargo a Crispi, al que la afición lo tildó desde el primer día de técnico defensivo. El segundo del cordobés, Paco Toledo, se hizo cargo del equipo, pasó a jugar con un 4-4-2 y el Ceuta sumó tan solo 4 puntos de 15 posibles. Llegó Cayetano Re para intentar enderezar el rumbo y el Ceuta acabó la Liga en la séptima posición.

Los jugadores deciden

Juan Ramón ya ha dicho que los sistemas los hacen buenos o malos los jugadores, lo más importante es la actitud, el deseo y la intensidad, aunque esta temporada tiene a sus órdenes una plantilla con más recursos, con más fondo de armario, que le permite utilizar varios dibujos. En la pretemporada la apuesta por el 3-5-2 es clara, pese a que la lesión del central algecireño Álvaro Benítez en un hombro le ha impedido jugar en la pretemporada.

El ecijano utilizó ante la Balompédica Linense a Borja Romero, Jaime y Víctor en defensa con Chakir y Dani Gallardo en la derecha e izquierda respectivamente. Segura ha jugado de central por la derecha y el polivalente Borja de pivote defensivo. Aitor es la competencia de Gallardo en el flanco izquierdo y en la banda derecha Juan Ramón también ha utilizado a Segura y Nabil, jugadores de banda de distinto perfil.

La AD Ceuta FC ha demostrado solidez en los partidos amistosos, aunque la lesión de Benítez es un contratiempo y aún quedan sesiones para mejorar en el apartado táctico. El 3-5-2 es un sistema para tener superioridad numérica en el centro del campo cuando atacas, y ganar en consistencia defensiva, con cinco atrás, cuando el rival aprieta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.