Ceuta Deportiva arrow Noticias arrow Fútbol

Arias Madrid: "Si hubiese otra vida, estoy seguro que volvería a ser árbitro"

Ramón Arias Madrid

En una entrevista a la agencia EFE de Ceuta, Ramón Arias Madrid ha asegurado que afronta "con tranquilidad" la que será por la edad (cumplirá 40 años en abril de 2018) su última temporada en Segunda B, la decimoséptima consecutiva en la división de bronce. "La tensión que solemos tener todos los árbitros ya la he pasado al ver la lista y ahora toca disfrutar", señala.

El récord de años consecutivos en Segunda B le dice "que ha sido una dilatada trayectoria, que he hecho muy buenas amistades, he conocido sitios y lugares que sin estar en este mundo no lo habría conocido y me siento muy orgulloso y agradecido, sobre todo la confianza del Comité de Árbitros porque han sido como unos padres", ha considerado. En este sentido, tiene claro que el Comité de Árbitros "no te va a regalar nada, tienes que trabajar mucho, dedicar mucho tiempo y luchar por tus aspiraciones".

Ser el 'abuelo' de Segunda B lo lleva "con orgullo y me iré satisfecho, me hubiera gustado llegar un poco más y demostrar que Ceuta puede competir a nivel nacional en el tema del estamento arbitral, pero me marcho contento con lo que he hecho. Cuando hacemos concentraciones de árbitros alguno me llama 'el clásico' de forma cariñosa y con mucho afecto".

El colegiado ceutí afronta con tranquilidad su última temporada en Segunda B

El ceutí ha logrado este registro después de que esta temporada haya finalizado en la posición 98 con una puntuación de 8,78, lo que le ha permitido conservar la categoría ya que el descenso a Tercera estaba en el puesto 101. "Aunque han sido décimas, lo importante es que el Comité sigue confiando en mí. El balance ha sido muy positivo, he hecho una muy buena temporada pero se me ha hecho un poco larga por un conjunto de cosas como la familia y el trabajo, pero en términos generales me he quedado muy contento".

Arias Madrid ha pitado en la última campaña 13 partidos, mostró 55 tarjetas amarillas y ninguna roja, y ejerció siete veces de cuarto árbitro. "La madurez te da tranquilidad, los partidos se te hacen más cómodos, tienes una garantía y eso te hace el arbitraje más fácil, pero los partidos son complejos".

Espina clavada

"Soy realista, uno está para perseguir sus metas y una de ellas era el ascenso, pero es muy complicado porque ésto es un embudo, cuantos más escalones subes la situación se estrecha más y los que llegan lo hacen habiendo trabajado mucho y más que tú y así debe ser porque el fútbol español lo demanda", ha respondido cuando se le ha cuestionado si no haber ascendido a Segunda División supone una decepción.

Arias ha dirigido partidos destacados en el Murube como la final juvenil de la Copa entre el Madrid y el Rayo

No obstante, colgar el silbato le causa sentimientos contradictorios. "Por una parte me dará pena dejarlo y por otra no ya que el cuerpo ya no está como cuando tenías veinte años, te cuesta mucho trabajo, hay que cumplir etapas de la vida y me dará tristeza irme por la gente con la que he creado un vínculo pero por otra contento porque 17 años seguidos es muy meritorio", ha comentado a Efe-Ceuta.

No se plantea, de momento, seguir ligado al arbitraje. "Voy a descansar porque ser árbitro tiene un desgaste muy grande y yo quiero ahora disfrutar de mis dos hijos porque son pequeños, verlos crecer y si luego tengo tiempo para mí ya me lo pensaré y si el Comité de Ceuta quiere que colabore con ellos, lo haré".

Cambio bestial

Arias Madrid acumula 198 partidos en Segunda División 'B'. "En todos estos años el cambio ha sido bestial, he notado la transición de los años 2000 a la actualidad, se ha mejorado mucho el físico y también a nivel de reglamentación y otros factores, que han cambiado a mejor porque el fútbol lo demanda".

En su opinión, el Comité Técnico de Árbitros "ha metido una sexta velocidad y vamos parejo con el fútbol. Hay mucha juventud y eso es bueno; en el arbitraje no se pueden tener miras a corto plazo pero ser árbitro merece la pena, con un poco de suerte y trabajo puedes llegar a cotas que no te podías imaginar".

"He conocido a árbitros que han hecho historia en el arbitraje español y mundial, pisando estadios emblemáticos, conociendo a jugadores que son estrellas y me llevo una mochila bastante grande que nadie te lo va a quitar", ha añadido.

Y para terminar, una reflexión: "Agradecer a todas las personas que me han acompañado en mi carrera y que ha compartido momentos conmigo, pedir perdón si alguna vez he fallado a alguien pero me llevo lo mejor de todos. Si hubiese otra vida, estoy seguro que volvería a ser árbitro".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.