Ceuta Deportiva arrow Noticias arrow Opinión

El Ceuta no puede quedarse otra vez a medias

04palco

El club blanco fijó esta temporada el objetivo en el ascenso a Segunda B

La AD Ceuta FC se marcó por fin esta temporada un objetivo, conseguir el ascenso a la Segunda División B. Después de tres campañas fijando la meta en una permanencia lo más holgada posible, pero fichando jugadores y entrenadores foráneos para intentar acabar entre los cuatro primeros clasificados, el que manda en el equipo blanco dio la orden este verano para que se vendiera la apuesta por una plantilla muy competitiva, que iba a pelear por el regreso a la división de bronce del fútbol español.

Los mejores fichajes que hizo el Ceuta fueron sin duda la continuidad de Antonio Prieto, Villatoro o Luis Zambrano porque los nombres de Enrique, Adri o Jordan Atheba generaron poca ilusión entre los aficionados. La marcha de Cándido Rosado, después de viajar a Ceuta para su puesta de largo ante los medios de comunicación, dio paso a la llegada de Juan Ramón Martín, ex jugador de la desaparecida AD Ceuta, que se ganó el favor de la grada por su intensidad, entrega y garra sobre el terreno de juego. El ecijano aceptó el reto de dirigir a los blancos, aunque se encontró una plantilla prácticamente hecha y el único fichaje que recomendó fue el de Migue.

Juan Ramón tenía que mantener la solidez defensiva del Ceuta en las últimas temporadas, que lo convirtieron en uno de esos equipos rocosos, a los que cuesta mucho batir y se sienten cómodos con el 0-0 porque saben que un gol les basta para conseguir la victoria (la temporada pasada el Ceuta ganó 12 partidos por 1-0), y debía tratar de mejorar en ataque, fabricando más oportunidades y marcando más goles.

DSC_0018

La AD Ceuta FC se ha resentido en las últimas semanas por las bajas por sanción y lesión

El equipo se resiente por las bajas

La AD Ceuta FC, después de 17 partidos, se encuentra entre los cuatro primeros clasificados pero ha perdido fuerza en las últimas semanas por la falta de contundencia en las dos áreas. Las bajas por lesiones y sanciones empiezan a hacer mella en una plantilla con dos fichas libres para mayores de 23 años y algunas posiciones cojas, algo que no se entiende si el objetivo es jugar el play off de ascenso.

Esta situación ya se vivió la temporada pasada. El Ceuta de Asián realizó una primera vuelta extraordinaria, de matrícula de honor, pero el equipo acusó el gran desgaste de los primeros cuatro meses (con semanas con tres partidos) y en la segunda parte de la competición se desinfló. Los ceutíes consiguieron 42 puntos en la primera vuelta y 30 en la segunda. Asián, con una plantilla incompleta y la exigencia de repetir fase de ascenso, apenas pudo realizar rotaciones y su equipo lo terminó pagando.

Habrá quien me diga, que el Ceuta incorporó tres jugadores en el mercado de invierno, y no le falta razón, pero Antonio Prieto, Ernesto y Borja Gil llegaron muy tarde y lejos de su mejor estado de forma. Cuando Prieto se puso a marcar goles la distancia con el Atlético Sanluqueño era casi insalvable, Borja estuvo lejos de su mejor versión y Ernesto aportó su garra y pundonor, pero el balear es un jugador muy físico y regresó al Ceuta tras ocho meses sin jugar.

20segura

El equipo ceutí cuenta con una defensa incompleta para aspirar al ascenso

Juan Ramón Martín ya ha comunicado a los dirigentes hace bastante tiempo que es necesario fichar un defensa central y, en base a la falta de acierto en ataque desperdiciando ocasiones de gol muy claras, un delantero. Si se produjera alguna salida (Enrique está teniendo muy poco protagonismo) también podría llegar un futbolista para otra demarcación.

La defensa, una línea incompleta

El Ceuta cuenta con una pareja de centrales muy solvente (Jaime y Corrales), pero cuando ha faltado Corrales en Alcalá de Guadaira y Córdoba, dos salidas de las más complicadas, le ha tocado jugar a Salim. El joven canterano, que sólo jugó 8 partidos el curso pasado, ha acusado la falta de rodaje en encuentros de alto voltaje. Su debut, tras unos minutos ante el Utrera, ya fue muy complicado al tener que jugar de lateral derecho en San Fernando por la ausencia de Segura en un choque en el que acabó siendo expulsado. En esa posición no hay otro 'dos' que compita con Segura, aunque 'Segu' es de esos jugadores que lo dejan todo sobre el terreno de juego.

Si llega un delantero con gol, no sería para mandar a Prieto a la banda izquierda sino para acompañar al goleador caballa en la punta de ataque. Juan Ramón desea un punta con otras características a las que tienen Prieto y Corbacho, un jugador que haga goles y termine con la 'Prietodependecia' y la poca efectividad de los ceutíes en los metros de la verdad que en algunos encuentros han pagado muy caro con la pérdida de puntos.

Si el objetivo de verdad es el ascenso, la AD Ceuta FC, que esta temporada recibirá más dinero de las instituciones tras el acuerdo con Servicios Turísticos por lucir 'Ceuta Sí' en la camiseta, debe reforzar su plantilla para ser más competitivo, tener más fondo de armario y llegar en las mejores condiciones posibles a las diez últimas jornadas, esas en las que se deciden los Campeonatos, pero si se trata de estar ahí y poner en entredicho la clasificación para el play off, está claro que para este viaje no hacían falta alforjas.

El Ceuta podría apostar de una manera decidida por jóvenes de la cantera y jugadores como Salim, Pereña o Yunes tendrían mucho más protagonismo, no haría falta fichar a tantos foráneos para conseguir una permanencia desahogada. O alguien cree que, con este once formado por jugadores locales y los que residen en la ciudad la categoría peligraría. Tomen nota, Garrido; Segura, Jaime, Corrales, Aitor; Ernesto, Borja Gil; Chakir, Villatoro, Ismael; Antonio Prieto.

A este equipo se sumarían Pablo Antón, Hosni, Salim, Pereña, Yunes, Valverde (el extremo del Ceuta B se ha incorporado hace dos semanas a los 'entrenos' del primer equipo) y algunos chicos que hayan despuntado en categoría juvenil. Si estos jugadores tienen los pies en el suelo y trabajan en los entrenamientos, jugar en Tercera División sería menos complicado, pero no de manera testimonial como Juanqui Ávila, Borja Franco, Teixeira y Nabil la temporada pasada. Pero estaríamos hablando de otra cosa, de un proyecto a medio-largo plazo, con protagonismo total de la cantera y no de un proyecto a 30 de junio donde se persigue dar el salto de categoría.

Comentarios (2)

Ceuta Deportiva no se hace responsable de los comentarios que aquí realicen sus visitantes. Este medio se reserva el derecho a modificar o eliminar, sin previo aviso, aquellos comentarios que considere ofensivos o inadecuados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.