Ceuta Deportiva arrow Noticias arrow Fútbol
viogen_600

Ningún tercer ni cuarto clasificado consiguió el ascenso a Segunda División B

Imagen 046

El Ceuta realizó una gran campaña, pero no pudo con el Laredo en la 1ª eliminatoria del play off

La última fase de ascenso a Segunda División B, en la que 18 equipos de los 72 clasificados lograron dar el salto a la división de bronce, ha vuelto a demostrar la importancia que tiene acabar primero la Liga regular. Catorce de los 18 equipos que ascendieron se proclamaron campeones de sus respectivos grupos. Cuatro subcampeones también alcanzaron la Segunda B. No consiguió el ascenso ningún equipo clasificado en tercera o cuarta posición.

El pasado fin de semana concluyó el play off de ascenso a Segunda B con la disputa de la tercera eliminatoria. Nueve equipos ya habían conseguido el salto de categoría en las eliminatorias entre campeones, el Lealtad, el Leioa, el Cornellá, el Real Valladolid B, el Marbella FC, el Real Mallorca B, el UCAM Murcia, el Villanovense y el Real Zaragoza B. A estos equipos se sumaron el Atlético Astorga, el Eldense, el Real Betis B, el San Roque de Lepe, el Trival Valderas, el Somozas, la UP Langreo, el Puertollano y el Socuéllamos.

BETB-ORIH006

El Betis B, uno de los catorce campeones que consiguió el ascenso a Segunda B

De los nueve campeones que disfrutaron de una segunda oportunidad para buscar el ascenso sólo fallaron la Gimnástica de Torrelavega (grupo de Cantabria), el Atlético Granadilla (grupo canario), el Izarra (grupo navarro) y el Varea (grupo riojano).

Los cuatro subcampeones que superaron tres eliminatorias para poder militar la temporada 2014-2015 en Segunda B son la Unión Popular de Langreo, el Atlético Astorga, verdugo del CD Laredo, el San Roque de Lepe, que dejó en la cuneta a la UD Almansa, al Atlético Malagueño y a la UD Alzira, y el Socuéllamos.

Cuatro grupos lograron dos ascensos

Los grupos que salieron mejor parados del play off son el asturiano, el castellano-leonés, el de Andalucía Occidental y Ceuta y el castellano-manchego con dos ascensos cada uno, mientras que cuatro grupos se quedaron sin ascensos, el cántabro, el canario, el navarro y el riojano. Se da la circunstancia que desde la temporada 2006-2007, cuando la RFEF decidió que se podían emparejar equipos de cualquier grupo sin atender a criterios geográficos, La Rioja y Navarra son los dos grupos con menos equipos ascendidos a Segunda División B.

Contabilizando la última temporada, el grupo con más ascensos es el quinto, el de Cataluña, con 14 en ocho temporadas. El siguiente en la lista es el grupo décimo con 13 ascensos tras las remontadas del Betis B y el San Roque de Lepe en los partidos de vuelta de la última eliminatoria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.