Ceuta Deportiva arrow Noticias arrow Fútbol

Se cumple un año del descenso administrativo y desaparición de la AD Ceuta

Los jugadores de la AD Ceuta arrodillados en señal de protesta al no cobrar sus salariosLa Asociación Deportiva Ceuta, que militó 14 temporadas seguidas en Segunda B disputando cinco fases de ascenso, sufrió un descenso administrativo hace un año al no abonar una deuda de casi 375.000 euros en la AFE. El club blanco tampoco participó la última temporada ni en Tercera División, al tener los derechos federativos suspendidos por otra deuda con sus jugadores de 120.000 euros, ni en Regional Preferente como anunció su presidente José Antonio Muñoz.

“La Asociación Deportiva Ceuta jugará la próxima temporada en Regional Preferente con el objetivo de seguir buscando fórmulas en un futuro para solucionar los problemas que le han llevado a esta crítica situación y llevar a la entidad a la normalidad”, informó hace un año, en un comunicado de prensa, el club presidido por José Antonio Muñoz. Pero la Asociación no ha militado esta temporada ni en Regional, ni en Tercera, ni en un ninguna categoría. El equipo blanco pasó a mejor vida después de catorce temporadas consecutivas en Segunda División B y cinco fases de ascenso a la Liga Adelante.

La última temporada de la AD Ceuta en la división de bronce fue un cúmulo de errores y una huida hacia delante que terminó con dieciséis años de historia. Muñoz hizo un equipo muy por encima de sus posibilidades económicas (y eso que contaba con una subvención de 400.000 euros) al que mandó a San Juan de Aznalfarache en una decisión tan extraña como desacertada. El presidente de la ADC estaba convencido, como había ocurrido en temporadas anteriores, de que había construido un equipo con argumentos para acabar el curso entre los cuatro primeros clasificados y luchar por el ascenso.

Muñoz regresó en el 2010 para ascender a Segunda 'A' y la AD Ceuta desapareció del mapa futbolístico por sus deudasUn plantel dirigido por Sergio Lobera que fue de más a menos en el Campeonato porque en ¡diciembre! dejó de cobrar. Los jugadores denunciaron en la AFE el impago de cinco nóminas y la ADC debía abonar antes del 30 de junio casi 375.000 euros para evitar el descenso administrativo a Tercera División. Lo único que hizo el presidente del equipo blanco fue echar balones fuera y recoger firmas. Más de cinco mil firmas, pero ni un solo euro para hacer frente a la cuantiosa deuda.

Consumado el descenso por moroso, la Asociación anunció que jugaría en Tercera División, categoría a la que había ascendido el Atlético de Ceuta. Los blancos tampoco participaron esta última temporada en Tercera al tener los derechos federativos bloqueados por una deuda de 120.000 euros correspondiente a los salarios de la plantilla del mes de mayo. En total, casi 600.000 euros (100 millones de las antiguas pesetas) acumuló de deuda la AD Ceuta de José A. Muñoz en una sola temporada.

Y lo peor de todo es que llovía sobre mojado. En el 1991 la Agrupación Deportiva Ceuta desapareció del mapa futbolístico por otra importante deuda con sus jugadores y Muñoz (en aquella época era conocido como ‘Angelín’) al frente del club.

Fotos: África Jarque

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.