Ceuta Deportiva arrow Noticias arrow Fútbol

Pérez, indignado: “No sé si eran las cuatro de la mañana cuando todavía estaban en una zona de copas los árbitros”

Álvaro Pérez ha cargado con dureza contra el árbitroEl entrenador del Atlético de Ceuta, Álvaro Pérez, ha acabado indignado con el arbitraje del granadino Rica Alarcón en el partido ante el Pozoblanco. El técnico canario ha dicho que el fútbol ha sido cruel con su equipo, pero en especial señaló al árbitro.  “Ha terminado desquiciando y sacando del partido a algún jugador de más carácter. A medida que avanzaba el partido, ha ido a peor y ya no era sutilmente, sibilinamente, ya ha sido descarada la animadversión”, ha expuesto.

Pérez ha señalado que hubo dos penaltis no pitados a favor de su equipo. “Uno ha sido clarísimo, y ha expulsado a un jugador (Ernesto) que lo han venido agarrando desde medio campo. Dije hace quince días que el árbitro que nos pitó contra el Alcalá había estado con alguien de Ceuta durante toda la tarde-noche. Igual que ayer, al final hemos pagado la fiesta al árbitro. No sé si eran las cuatro de la mañana cuando todavía estaban en una zona de copas de la ciudad los tres árbitros. Resulta desagradable, pero todo lo que estoy diciendo es verdad. El árbitro se ha reído del Ceuta, de los jugadores, de la plantilla, de los aficionados… Porque el único que cobra al final es él”, ha denunciado el técnico local.

“Ésta es una guerra que todos saben por dónde viene, y al final lo pagamos los deportistas. Al final, todo este tipo de cosas saldrán a la luz, pero luego, ¿se puede demostrar?”, ha insistido Pérez.

El entrenador de los ceutíes ha reconocido que el empate habría sido el mal menor. “El empate nos seguía metiendo, y no contábamos con el error en el último gol. Pero, bueno, hasta ahora, un equipo que salió para mantener la categoría sigue ahí y tenemos que seguir hasta el final. Un mentecato no nos puede quitar la ilusión”, ha sentenciado.

José Ángel Garrido ha reconocido que hubo un penalti no señalado sobre SaidJosé Ángel Garrido, entrenador del C.D. Pozoblanco, ha admitido que su equipo está “casi” salvado tras ganar en Ceuta, “pero todavía matemáticamente tenemos que pelear y jugamos una final el próximo domingo en casa, donde tenemos que dar lo poco que nos queda ya para salvar la categoría”.

El preparador cordobés ha reconocido que su equipo llegó tres veces y marcó tres goles. “Esto es el fútbol, llegamos tres veces con claridad y la diosa fortuna también juega, y hoy ha estado con nosotros”.

Preguntado por el penalti no señalado sobre Said, ha dicho: “Creo que ha sido penalti. Unas veces se pitan y otras no. Unas veces te dan y otras te quitan, ésta es la miseria y la grandeza del fútbol. Pero sinceramente ha sido penalti”, ha reconocido.

Fotos: David Navas

Comentarios (2)

Ceuta Deportiva no se hace responsable de los comentarios que aquí realicen sus visitantes. Este medio se reserva el derecho a modificar o eliminar, sin previo aviso, aquellos comentarios que considere ofensivos o inadecuados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.