Ceuta Deportiva arrow Noticias arrow Fútbol

Antonio Pasamar, dispuesto a renunciar a 2.600 euros de la indemnización

Pasamar junto a Luque y Trola en el primer partido de la temporadaAntonio Pasamar Hernández, el preparador físico contratado por el Atlético de Ceuta el pasado verano, está dispuesto a renunciar a 2.600 euros de la indemnización que le corresponde tras el fallo el pasado 23 de noviembre del Comité Jurisdiccional y de Conciliación de la RFEF. Este órgano le dio la razón al equipo ceutí en los despidos de Antonio Luque y Pepe Trola reconociendo a Álvaro Pérez como primer entrenador, pero obligaba al Atlético de Ceuta a pagar 6.600 euros a Antonio Pasamar al haber resuelto de forma unilateral el contrato firmado por ambas partes para la actual temporada.

El Atlético de Ceuta y Antonio Pasamar Hernández siguen sin llegar a un acuerdo. El equipo ceutí, con los derechos federativos suspendidos (no puede tramitar fichas del equipo de Tercera División ni inscribir al filial en la Regional Preferente), ha mantenido un par de 'encuentros' con el padre del preparador físico para ofrecerle una cantidad sensiblemente inferior a los 6.600 euros que le corresponde en concepto de indemnización tras el fallo del Comité Jurisdiccional y desbloquear la situación. El Atlético de Ceuta entiende que le asiste la razón y si no hay acuerdo asegura que acudirá a la justicia ordinaria.

Dolido con Pepe Gil

Antonio Pasamar exige el pago de 4.000 euros y una rectificación pública de Pepe Gil, presidente en funciones del Atlético de Ceuta, para finiquitar el asunto. La cantidad que solicita el preparador físico equivale a lo que hubiera percibido en el Ceutí de fútbol sala donde trabajó las dos últimas temporadas junto a José Carlos Ayala 'Chito'. Pero no todo se reduce al dinero. A Pasamar le molestaron mucho las declaraciones que hizo Gil cuando tildó de  'astronómicas' las cantidades firmadas por el anterior cuerpo técnico del Atlético de Ceuta. El sueldo del preparador físico ascendía a 600 euros, mientras que el primer y segundo entrenador percibirían 1.000 euros mensuales.

El presidente del Atlético también manifestó que "no es normal que un preparador físico cobre 6.600 euros por diez días de trabajo. No estamos de acuerdo con la resolución del comité porque existe fraude de ley en el contrato y nuestro gabinete jurídico está recopilando toda la información para presentar una demanda ”. Pasamar mantiene que él firmó un contrato para encargarse de la preparación física del Atlético de Ceuta, pero no le dejaron desarrollar su trabajo existiendo una sentencia del Comité Jurisdiccional y de Conciliación que le da la razón.

La pelota está en el tejado del equipo ceutí que necesita alcanzar un acuerdo con Antonio Pasamar para recuperar sus derechos federativos. Esta semana se han incorporado a los entrenamientos Borja Gil, que causó baja en el Lucena al no entrar en los planes de Rafael Carrillo 'Falete', y Hamza Oulad, uno de los juveniles más destacados en las dos últimas temporadas que había dejado momentáneamente el fútbol por asuntos personales. A estos dos futbolistas se les podría sumar alguno más antes del 31 de enero, la fecha en que se se cierra el mercado de invierno en Primera, Segunda, Segunda 'B' y Tercera División. Por otro lado, el Atlético de Ceuta ha inscrito a su filial en la Regional Preferente, esta competición dará comienzo el fin de semana del 12 y 13 de enero, estando su participación pendiente de resolución por la suspensión federativa.

Foto: El Faro de Ceuta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.