Ceuta Deportiva arrow Noticias arrow Fútbol Sala

Nono: “Ha sido muy difícil, interminable, me replanteé si volver a jugar”

Nono Guerrero, en una imagen de archivo

Nono Guerrero volvió a jugar el pasado sábado con la UA ceutí FS tras un año y cuatro meses de ausencia por su grave lesión en la rodilla izquierda. El joven jugador le ha confesado a Javier Navas en Club Deportivo, el programa de RTVCE, que ha estado a punto de tirar la toalla. “Ha sido muy difícil, interminable, me replanteé si volver a jugar. Me gusta mucho el fútbol, es parte de mi vida y de mi familia, y la lesión fue un palo duro”, ha dicho.

Nono ha recordado cómo fue su lesión el 5 de septiembre de 2016, durante el partido que enfrentaba al Ceutí con un equipo de reclusos del Centro Penitenciario de Los Rosales en el Memorial ‘Armando Fernández’. “Tuve muy mala suerte, nada más comenzar el partido, en la primera jugada prácticamente, hubo un choque fortuito, sin ninguna intención, y el jugador cayó sobre mi pierna”.

“En una primera exploración parecía que no me había ocurrido nada, pero yo sabía que sí, sentía un dolor muy fuerte. Fui al hospital y nada, hasta que en la resonancia salió todo. Hasta los dos meses no me operaron, primero no salía muy claro si era rotura parcial o total, en la artroscopia vieron que tenía el ligamento roto y también los dos meniscos. Aquí me arreglaron un menisco y en Madrid, el cruzado y el otro menisco”, ha relatado.

En su vuelta a la competición tras su larguísima inactividad, Nono sintió “muy buenas sensaciones, mejores de lo que esperaba. El partido estaba bastante complicado y no esperaba mi reaparición en un momento así, pero confiaron en mí y la rodilla no me dio ningún problema ni durante ni después, estoy muy contento”.

A la hora de saltar a la cancha, Nono Guerrero dice que la lesión no estaba en su cabeza. “Sinceramente, ni me acordé. Es distinto entrenar con los compañeros porque tienen cuidado y no te entran con tanta intensidad, pero el rival va a ganar y si tiene que ir duro, va. Pero yo cuando juego me olvido de todo”.

El jugador unionista se lesionó el 5 de septiembre de 2016

Apoyo familiar

El joven jugador, de 22 años, ha destacado el apoyo de los suyos para salir adelante. “Han sido muchos inconvenientes, pero gracias a mi familia que me ha dado un apoyo enorme, he luchado por volver a jugar. Había momentos de recaía, de dolor, de sensaciones extrañas”.

“Habría sido un duro palo para mi familia dejarlo, mis padres siempre han ido a todos los partidos desde prebenjamín, y también a los de mi hermano, y es un orgullo. Nuestro sueño es poder jugar juntos algún día. A ver si dios quiere y se cumple algún día. Mi hermano es bastante bueno, es mejor que yo”, ha bromeado Nono.

Al saltar a la pista en Gádor,  el jugador caballa dice que se acordó “de toda mi familia. Pensé que no iba a debutar, pero en el vestuario Chito me dijo calienta fuerte que vas a entrar, y me vine bastante arriba. Me hubiera gustado que me hubiese visto mi familia, pero así es la vida. A ver si conseguimos los tres putos que nos hace mucha falta en Granada y a lo mejor hacen un esfuerzo y vienen a verme allí. Ellos están muy contentos, mi vuelta ha sido una felicidad enorme, se lo noté al llegar a casa”.

Como un fantasma

Nono también se ha referido a la sensación de un jugador lesionado de sentirse al margen del resto. “Cuando me lesioné y volví a los entrenamientos, te sientes como un fantasma. Iba al gimnasio y trabajaba con el 'fisio' y la gente te pregunta y eso, pero es una situación bastante dura. Cuando estás en activo todo el mundo está contigo, pero cuando te lesionas, te descuelgas un poco”.

El jugador no ha querido censurar la actitud de los responsables del Centro Penitenciario a raíz de su lesión, aunque ha dicho que “ni a mi casa ni a mí nos han hecho ninguna llamada para preguntar por mi estado, pero no le guardo reconocer a nadie. Allá cada uno con su conciencia. No lo entiendo, pero no me preocupa”.

Sobre la situación del Ceutí esta temporada, alejado en 9 puntos del primer puesto al final de la primera vuelta, Nono ha reconocido que “está siendo bastante difícil. Este año tenemos una plantilla bastante competitiva y esperábamos mejores resultados, pero aún estamos vivos y con la posibilidad de que los equipos de arriba pinchen y nosotros subamos. A ver si nos conseguimos volver a enganchar”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.